Tres centros españoles han obtenido la certificación QOPI, del grupo de trabajo en calidad de la Sociedad Americana de Oncología por haber alcanzado los estándares de seguridad clínica que acreditan la excelencia del hospital en su asistencia a los pacientes con cáncer.